17 de abril de 2009

Situación imaginaria en el Aeropuerto.


Creo que no hay nada más estimulante para escribir que leerse un libro realmente bueno.
Ahora que estoy en el aeropuerto, leyendo a Sabato se me ocurren un sin fin de cosas sin explicación. Actitudes erróneas que más de alguna vez nos han hecho pasar verguenza, por pensar que estamos cometiendo una estupidez. Pero Sabato describe tan bien los momentos de estupidez (o poco aclaramiento mental), de pensamiento lento...
A mi me pasa que cuando, entre viaje y viaje, e interminables horas de espera de aeropuertos, trato de sentarme en asientos solitarios por las esquinas, para que, de alguna forma, esto me dé algo de privacidad. Entonces, cuando veo que alguien se acerca suelo imaginarme una incomoda conversación donde yo estaré pidiendo que me hablen más lento para poder entender el idioma local (dicho sea de paso, el portugués es facil pero el brasileño lo habla muy rapido). Entonces, para cuando efectivamente la persona a mi lado pregunta si soy brasileña ya estoy muy enojada como para contestar amablemente. A esa altura, la otra persona desfigura su rostro y se marcha rápido.
Esa es una situación de Sabato.

3 comentarios:

eLe-man dijo...

yo he necesito hacer eso en el terminal de conce.. :D ya que la gente ahi no te respeta, a bolzaso limpio no más, y como no estamos acostumbrados a un "Excuse me" con su amable "no problem" como respuesta, entoces me pegan, sangro, caigo al suelo, mientras aparece un tipo que te dice "santiago? santiago?"

saludos amiga santiaguina.

(creo que eso esta para cuento verseado)

eLe-man dijo...

mi redacción está pésima :D

Glenda dijo...

no este comentario esta espectacular amiguitooooo te echo de menooooossss