3 de octubre de 2007

Desalojados del mundo.

La vida o el destino, no sé, te hace conocer mucha gente, de diferentes lugares, con diferentes problemas... el asunto es cuando te topas con esas personas que no son las indicadas... esos, los que viven en un mundo lleno de mentiras.
Es una lastima ver como fingen por tratar de aparentar contigo y con los demás...no se cuál es la razón, en realidad, supongo que algún siquiatra podría explicar mejor el tema, pero no dejan de asombrarme.
Le mienten a sus parejas y hasta a ellos mismos, lo encuentro absolutamente increible.
Supongo que Dios te pone ese tipo de personas en el camino para que valores lo que eres y a aquellos seres que realmente están contigo, y puedas entender y darte cuenta a tiempo cuales son los que valen la pena.
He conocido hombres y mujeres así, y supongo que conoceré muchos más, solo espero que Dios tenga bien en no abandonarlos y que algún día les otorgue la gracia de poder entender lo equivocados que están.

1 comentario:

juancarlos dijo...

todos mentimos en algun momento, mas o menos, pero un aunquesea un poquito

ahora, la mentira patológica...mmmm

no solo enferma el entorno de quien miente, sino que al mentiroso mismo

lamentablemente el mentiroso enfermizo, es el ultimo en saber que tanta mentira no hace bien

esa es su forma de pago